www.somoslabase.com
www.elcuartel.es

Haz el blog y no la guerra

3 may

¿Cómo usamos las redes sociales en España?

Creatividad POR Cristina Salinas | No hay comentarios

IAB, la Asociación que representa al sector de la publicidad en medios digitales en España, realiza cada año un estudio para cuantificar la evolución de la penetración de las redes sociales en nuestro país, entender el conocimiento y uso que se les da, identificar influencers y evaluar cuánta publicidad se mueve a través de estos canales.

El estudio se ha realizado con personas entre los 16 y los 55 años y entre sus conclusiones establece que el 81% de las personas que navegan por Internet, hace uso de redes sociales. Esto supone un total de más de 15 millones de personas usando estas plataformas.

redes-sociales

En el informe también explican qué se entiende por red social, por si aún quedaba alguna duda. Para IAB una red social debe cumplir una serie de premisas como ser una red de contactos, tener un perfil, permitir la interactuación y ofrecer funcionalidades sociales. En base a esto, a las tradicionales y que ya se tenían en cuenta para estudios anteriores (como Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, LinkedIn, etc.) se han añadido nuevas como WhatsApp, Tinder, Grindr, Vine y Snapchat, entre otras.

Facebook continúa siendo el rey, es la red social que todo el mundo conoce. WhatsApp y YouTube no son entendidos por los usuarios por redes sociales como tales, y entre todas destaca la bajada de conocimiento de Google+ y la subida de Pinterest.

En cuanto a la valoración que los usuarios hacen de las mismas, se aprecian algunas cuestiones curiosas. Si bien WhatsApp y YouTube no son percibidas por todos como una red social al uso, sí son, en cambio, las mejor valoradas por sus usuarios, seguidas Spotify, Instagram, Telegram y Facebook. En el lado contrario, como peor valoradas, encontramos a LinkedIn, Google+ y Line.

De hecho, el 76% de las preferencias de los usuarios en cuanto a uso de redes sociales se concentra en dos: Facebook y WhatsApp. Siendo el chat de mensajería el que más tiempo se utiliza al día, llegando a las más de 5 horas de dedicación diaria (Facebook se queda en 4).

En cuanto a la frecuencia de visita que se realiza a las redes, Whatsapp e Instagram destacan por ser las que más han aumentado en relación a la frecuencia de visita, en contra de Twitter, Google+ y Line, que son las que más han disminuido.

¿Para qué se utilizan las redes sociales?

El uso principal que los españoles le dan a las redes sociales es el de chatear, comunicarse y ver que hacen sus contactos. Es lo que define a la mayoría de las redes, pero queda más patente en algunas como WhatsApp (de ahí su crecimiento). Ver vídeos y escuchar música continúa siendo una actividad destacada debido a la fuerza de YouTube y Spotify. También hay un fuerte uso comercial de estas plataformas ya que uno de cada cinco usuarios sigue a alguna marca y habla frecuentemente de compras.

Un 85% de los usuarios declara que sigue a influencers a través de redes sociales. Leen y comparten lo que escriben, aunque la mayoría declara que solo lee. Respecto al seguimiento de marcas, los usuarios aseguran que sus principales motivaciones para comenzar a seguir una marca son informativas, de vinculación y para obtener descuentos o beneficios. Sin embargo, para continuar siendo fan, lo que buscan los usuarios es que éstas publiquen contenidos interesantes. Facebook sigue siendo la principal red para seguir a marcas, aunque Instagram es la que más crece.

¿Qué hay de la publicidad en redes sociales?

A pesar de que la publicidad a la hora de navegar por Internet cada vez tiene más enemigos, no existe, sin embargo, una sensación de saturación de publicidad en redes sociales pues al 51% de los encuestados les parece bien que las marcas hagan publicidad y solo a un 9% les parece mal. El banner se presenta como el formato publicitario que se prefiere dentro de las redes sociales. Y sobre el ecommerce, solo un 14% asegura haber comprado algo a través de las redes sociales, no obstante, hasta un 65% declara que influyen en el proceso de compra.

28 abr

¿Bloqueará Google la publicidad intrusiva a través de su navegador?

Los bloqueadores de publicidad están en pleno auge. La industria publicitaria se enfrenta así a un nuevo reto: hacer mejores anuncios, menos intrusivos y para los que no sea necesario instalar softwares de bloqueo. Al margen de eso, a quien también está afectando este crecimiento de programas anti anuncios es al propio Google, cuyos ingresos, no hay que olvidar, dependen en su mayoría de la publicidad.

A pesar de que desde el gigante buscador fueron los primeros en declararle la guerra a los Ad-Blockers con una censura tan flagrante como la de prohibirlos en Google Play (algo que finalmente consideraron que no era buena idea y dieron marcha atrás) ahora desde Google parecen haberse tomado en serio la frase “si no puedes con el enemigo, únete a él” y están buscando formas más sofisticadas de gestionar este problema.

Google-chrome

En una reunión con editores de prensa europeos, agrupados en el Digital News Initiative, el buscador ha planteado la opción de bloquear directamente, desde el propio navegador de Chrome, a los anuncios que resulten más intrusivos para los navegantes. ¿El objetivo? Animar a los internautas a que dejen de usar software de bloqueo.

El propio presidente de Google Europa, Carlo d´Asaro, ha refutado esta idea asegurando que nace con la intención de que termine siendo innecesario que el usuario utilice un AdBlocker insistiendo en que los internautas no están en contra de la publicidad, ya que saben que es necesaria para la supervivencia de los medios gratuitos, sino que están en contra de ciertos tipos de formatos de publicidad, especialmente en móviles.

De momento Google se encuentra solo estudiando la situación por lo que no se sabe cómo tiene pensado hacer el buscador para catalogar los anuncios que considera intrusivos como tales y cuales no lo serán. Tampoco está claro si esta posible nueva funcionalidad va a implantarse únicamente en dispositivos móviles y va a extenderse a todos los soportes. Lo único claro es que el problema de los bloqueadores está siendo algo tratado por toda la industria para tratar de encontrar una solución que satisfaga tanto a anunciantes como a usuarios.

25 abr

¿Están las marcas usando lo suficiente el vídeo online?

Contenido POR Cristina Salinas | No hay comentarios

El vídeo en Internet está siendo uno de los elementos indispensables en cualquier estrategia digital. Está de moda y, además, ha llegado para quedarse. Lo audiovisual triunfa en las redes e inunda la Red. Cuando navegamos, aunque sea leyendo un texto, siempre aparecerá un vídeo que interrumpirá esa navegación, o la complementará.

Este aparente asalto de los vídeos en todos los aspectos la vida digital hace pensar que quizá está siendo un formato sobre explotado por las marcas. No está eso muy cerca de la realidad ya que según un estudio de Content Marketing Association, llevado a cabo mediante entrevistas a más de 100 responsables de marketing de primer nivel, el vídeo online se está siendo usando por debajo de sus posibilidades.

video-online

Así de tajante son los resultados de un análisis que se basa en las respuestas dadas por la propia industria. Según el estudio, el 78% de las marcas gasta menos de una cuarta parte de su presupuesto en contenido en formato vídeo. Y según los encuestados, el 71% cree que no se está invirtiendo suficiente en el medio. Aunque también hay datos positivos: más de la mitad tiene previsto aumentar su presupuesto para el contenido de vídeo en el próximo año y un tercio asegura que ese crecimiento de inversión será del 50%.

¿Y respecto a los soportes? Como no podía ser de otro modo, y en concordancia con la tendencia actual, más de la mitad de los encuestados citó el móvil como canal primario para el contenido de imagen de marca.

Aunque la intención sea tan positiva, también es cierto que respecto a la medición de los resultados que genera un vídeo online, todavía hay algunas dudas. Solo un tercio de las marcas creen que es posible medir con precisión el retorno de la marca y para realizar esa medición, el 31% utiliza los visionados, el 21% el modo en que los usuarios interactúan, un 29% el alcance a través del engagement y el 14% en función de cómo se comparte en redes sociales.

La plataforma que lidera el mercado del vídeo sigue siendo YouTube, que es donde se publican más contenidos. Aunque las marcas saben del potencial de Facebook y se están dirigiendo a esta red social para publicarlo directamente, de ahí las nuevas funcionalidades como el En Directo.

Lo que también tienen claro las marcas es que el vídeo no puede ser tratado como actualmente se entiende. Los vídeos se deben presentar como soportes de historias y ser de calidad. Tienen que aportar un valor añadido.

21 abr

Las fases de una campaña de Buzz Marketing

Marketing POR El Cuartel | No hay comentarios

A la histórica técnica de venta conocida como “el boca a boca”, en el marketing de siglo XXI se la conoce como el Buzz Marketing y lleva consigo asociado el auge imparable de los influencers. Porque el Buzz Marketing es eso: la necesidad de que alguien o algo cercano (aunque sea digitalmente) y en quien confiamos, más allá de medios de comunicación y de la información corporativa, transmita información positiva sobre el producto o servicio.

El objetivo de cualquier campaña de Buzz Marketing es que sean los propios consumidores los que potencien la comunicación de la marca. Que la marca se haga viral porque sean sus usuarios los que creen y desarrollen esa conversación. Una de las maniobras utilizadas para ello es que se den pruebas gratuitas a un grupo seleccionado de potenciales clientes para que comenten sus experiencias con otros.

buzz-marketing

Que la tecnología se ha convertido en el mejor amigo del Buzz Marketing es algo innegable. Las redes sociales son ya el mejor aliado para viralizar cualquier contenido. Ahora bien, para que una campaña sea efectiva ese contenido debe ser positivo o conectar de forma positiva con las personas. Si el contenido es incómodo, la difusión cae.

Por lo tanto, la primera fase es definir lo que se va a transmitir. Tomada esa decisión, la siguiente fase es hacer el teaser. Ya sea dando a probar el producto o servicio, ya sea con una campaña audiovisual que despierte el interés de la gente. Algo que enganche, que haga hablar del tema a la gente, que cause curiosidad y que sea lo menos obvio posible para que en el siguiente paso además de conseguir sorprender, los consumidores recuerden la marca.

Tras la fase de la revelación de la campaña, en la que se llega a un público amplio, llega la viralización, en la que no solo vale que se haya hablado previamente, sino que hay que conseguir llegar al mayor número de gente posible a través de los medios de comunicación, lo que no excluye que se pueda (y en ocasiones deba) prestar apoyo a través de campañas offline, eventos, etc.

Una campaña de Buzz Marketing no lleva siempre asegurado el éxito. Hay que contar con personas influyentes y de confianza y tener en cuenta que, en ocasiones, la marca puede perder el control de lo que quiere transmitir y el mensaje acaba desvirtuado.

19 abr

Qué aporta un influencer a una estrategia de comunicación y marketing

Hoy en día cuando los usuarios se dirigen a Internet para informarse sobre cualquier producto o servicio no busca únicamente lo que, de forma corporativa, esa marca pueda contar. Los consumidores van más allá y esperan encontrar en la red información vertida por otras fuentes, otros consumidores o expertos en algún tema concreto que hablen justo sobre lo que estamos buscando y por eso siguen a diario a influencers. 

Lo que comenzó de forma sutil en los foros, se fue extendiendo como la pólvora en redes sociales donde YouTube se coronó como el rey. Si bien la plataforma de vídeo sigue siendo el canal al que muchos acuden a buscar opiniones, ahora debe compartir trono con otros medios de comunicación social.

Influencers

Cuando hay una persona que lidera las opiniones en una determinada comunidad online, a esta persona se la califica de influencer. Ser influencer es ya una profesión y los hay especializados en diversos productos. Aunque bien es cierto que no todos los influencers se dedican a eso, sino que han llegado ahí por casualidad. Un futbolista, por ejemplo, es (sin quererlo) un líder de opinión y las marcas ya lo saben. De ahí el auge de las mismas de contratar líderes de todos los sectores del panorama social para que les recomienden.

Para contar con un prescriptor adecuado al producto o servicio, que le aporte ese plus a lo que se vende y que vaya en sintonía con los valores de la marca, no hay que contar únicamente con datos cuantitativos. Hay que valorar otros factores como pueden ser los perfiles de la comunidad en la que interactúa, cuál es el público objetivo y que su estilo y valores sean similares a los que se quieren transmitir y asociar con la marca. De este modo se conseguirá establecer una relación duradera y mandar un mensaje eficaz.

Las posibilidades que se abren en el mercado son infinitas. Cada producto puede contar con su influencer o líder de opinión adecuado y llegar así al público en masa. El riesgo está en conseguir acertar con la persona adecuada para lo que se quiere promocionar y en que el influencer se comprometa con la marca. De ahí que muchos infuencers sean “de pago” (si se espera que la campaña funcione sin riesgos, deberá hacerse uso de estos). Conseguir influencers orgánicos no es tarea fácil, requieren de un trabajo constante y de llevar a cabo un paso previo muy importante: localizarles.

© Algunos derechos reservados - Este blog es gestionado por El Cuartel | Contacto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies