www.somoslabase.com
www.elcuartel.es
5 feb

Consejos para cocinar un ‘body copy’ y que no parezca una lechuga

Contenido POR Luis Ortiz | 2 Comentarios

consejos redactar body copy publicitario

A los body copys les pasa como a las verduras en un plato combinado: contienen un montón de cosas importantes pero casi nadie se los come. Y es que en una época de fast food y tuits nadie quiere verde en su plato ni lecturas con más de 140 caracteres. Mucho menos si es una marca la que escribe.

Aun así, alguien tiene que escribir ese pequeño párrafo que los directores de arte ordenan acortar para después esconder al final de la página, que el cliente siempre quiere alargar para que aparezcan más datos, que el ejecutivo de cuentas pide para ya y que, seguramente, muy pocos se van a leer (yo y si has llegado hasta aquí en este post y no te has aburrido todavía, probablemente, tú). Y ese, amigo redactor, o copywriter, eres tú.

Sin entrar en aspectos teóricos, que puedes encontrar en montones de manuales, aquí van algunos consejos:

  • Empieza enlazando con el titular: si has conseguido atraer al lector con el claim, una buena manera de mantenerlo enganchado es empezar el body copy explicando un poco más lo que sugiere. Así la transición entre la poesía del titular y lo puramente comercial será más suave.
  • Organiza la información: la persona que lee el anuncio puede dejar de hacerlo en cualquier momento, asegúrate de que se lleva algo valioso. Para eso, asegúrate de que la información más importante aparezca cuanto antes.
  • Escribe con sencillez: la retórica y los recursos literarios son para los titulares. En el body copy se trata de dar la información de una forma directa y fácil de leer. Piensa que este texto ya está bastante escondido como para encima camuflar la información importante entre frases complejas.  
  • Sé breve: siempre hay excepciones, pero un body copy no tiene que ser excesivamente largo. 4 o 5 líneas deberían bastar para comunicar lo importante. Tu lector te lo agradecerá, tu director de arte también.
  • Recicla: en mi anterior post (Trucos para conseguir un (a veces) buen claim) os dije que mientras se busca el titular nunca se borra nada. Pues bien, escribir el body copy es uno de esos momentos en los que puedes sacar mucho provecho a todas esas magníficas frases que se quedaron en el tintero. Por cierto, tampoco descartes nada cuando estés probando distintas fórmulas de body copy, si luego tienes que hacer cuñas, folletos, cartas… te vendrán muy bien esos párrafos de prueba. 

Un último consejo: en publicidad, lo bueno, si breve, dos veces bueno, y si no es bueno, aburre menos. En la vida supongo que ocurre lo mismo.

2 comentarios

  1. Pepe Pérez Dorao dice:

    Buenos consejos, Luis, y buen post para refrescar la memoria de cuando en cuando…
    ¡Gracias!

  2. NP dice:

    Muy bueno!

Deja tu comentario

Nos interesa conocer tu opinión. Todos los comentarios son aprobados, salvo las siguientes excepciones: insultos, comentarios fuera de lugar y spam. Por favor, respeta el resto de opiniones. Si quieres ponerte en contacto con nosotros puedes hacerlo a través de nuestro formulario o en elartillero [a] cuartel [.] es.






© Algunos derechos reservados - Este blog es gestionado por El Cuartel | Contacto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies